La conversión del préstamo participativo en capital: matices

Posted on 16th mayo 2016 in Startup finanzas

Las notas convertibles, más correctamente denominadas préstamos participativos en España, se han convertido en un recurso habitual en la financiación de las startups.  Aquí quiero hablar de la modalidad de préstamo participativo que es convertible en capital de la compañía – la convertible loan en inglés. Por sencillez hablaré simplemente de la ‘nota convertible’ para referirme a estos instrumentos.

Los fundadores de la compañía suelen ver a la nota convertible como un instrumento que sortea la discusión sobre valoración y la transfiere a un momento futuro donde, si las cosas van bien, se reconocerá a la compañía un valor más acorde con sus expectativas.

Con frecuencia la parte más difícil de la conversión de la nota convertible viene con la ampliación de capital, momento en el que se puede reabrir el melón de la valoración de la compañía, cuando todas las partes pensaban que tenían un acuerdo.  Esto lleva a las partes a la negociación y a la necesidad de ceder para llevar la operación de ampliación a buen puerto.

Es bueno que los fundadores tengan en cuenta los diferentes enfoques posibles en una conversión para atajar este problema donde sea posible.

 

Ejemplo y metodologías de conversión

Para nuestro ejemplo utilizaremos el siguiente caso:

 table 0

 

Metodología pre-money

En esta metodología se fija el valor pre-inversión de la compañía.  El valor de la conversión de la nota se determina sobre esta base.  En la operación definida arriba, el precio por participación para los nuevos inversores sería de 4,00€ (4M€ dividido por 1M de participaciones), y el precio de conversión de la nota sería de 3,40€ (4,00€ menos un 15%).

Las participaciones en la compañía quedarían de la siguiente manera:

 

table 1

 

La dilución debida a la conversión de la nota es soportada tanto por los fundadores como por los nuevos inversores.

Fijados que en este caso la valoración Post Inversión es de 5.588.235,29 € y no los 5.500.000€ que resultaría de sumar la valoración pre inversión, la suma de la nota convertible y sus intereses y la ampliación de capital (ver la Metodología tercera).

Esta primera metodología es la más habitual, pero hay inversores que se pueden mostrar en desacuerdo ya que les deja con menos participación en la compañía que la que creían haber negociado.

 

Metodología porcentaje de la compañía

En esta segunda metodología, se fija el porcentaje de la compañía que obtendrá el nuevo inversor, o lo que es lo mismo, se fija el valor de la compañía Post Inversión, y el resto de los valores se calculan a partir de este valor.  En nuestro ejemplo el porcentaje de la compañía sería el 20% y el valor Post Inversión de 5M€ (VPost$).

En este caso, el nuevo inversor entiende que el valor Pre Inversión que ha pactado de 4M€ incluye la nota ya convertida.

Los valores resultantes por participación son netamente diferentes a los de la anterior metodología, y mucho más dilutiva de los fundadores. En este caso, el precio de la nueva participación es de 3,41€ y el de la conversión de la nota de 2,90€.

 

table 2

 

En este caso el cálculo es algo más complejo, pero basta utilizar la fórmula de abajo para calcular el TS (Total de participaciones después de la conversión y ampliación) y a partir de ahí las participaciones de los nuevos inversores y de la nota.

 

Table formula

 

Metodología dinero invertido

En la tercera metodología el principal de la nota e intereses se cuentan como dinero nuevo invertido en la ronda, pero a diferencia de la metodología primera, solo los fundadores soportan la dilución de las participaciones ‘adicionales’ que se emiten como resultado del descuento de conversión de la nota.

Conceptualmente la lógica es que la conversión de deuda en capital sin descuento no altera el porcentaje de participación pactado con los nuevos inversores en la ronda. Los fundadores han de ceder algo, pero la dilución es menor en que en la segunda metodología.

Esta metodología es a veces utilizada como solución del entuerto, a medio camino entre las primeras dos metodologías.

 

table 3

 

Estas son las metodologías más comunes.

Bueno es saber que no hay un único enfoque, a fin de ser claro con los nuevos inversores y no llevarse una sorpresa al final cuando se creía que los términos de la operación estaban ya cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Escribe tu comentario